Causas del Colon Irritable ¿Cuál es el Origen?

En principio, deberíamos mencionar que el Colon Irritable como normalmente se lo conoce, no es una enfermedad, sino una alteración del funcionamiento del proceso digestivo. Normalmente, no es una condición que revista gravedad, aunque los síntomas como gases, dolor abdominal, estreñimiento/diarrea, heces dispersas, entre otros, suelen ser muy molestos e incómodos.

La cantidad de personas afectadas por este síndrome debe buscarse dentro de cada país, puesto que hay diferencias notables. No obstante, globalmente, los datos indican que del 10% al 20% de la población posee síntomas del síndrome del intestino irritable.

Se puede presentar en cualquier individuo, sin embargo, es muy habitual que surja desde los 20 a los 45 años. Otras teorías establecen una franja más amplia que va desde los 15 a los 65 años. Se trate de una u otra franja, lo cierto es que el SII es muy poco probable luego de los 65 años.

La prevalencia en la población del SII es variable según el país y los datos que se han recogido, no obstante, se pueden establecer que entre el 10% y el 20% de la población padece de síntomas del colon irritable.que genera el colon irritable

Lamentablemente, poco se sabe del síndrome del colon irritable al día de hoy. Las causas de por qué se genera todavía se estudian, por lo cual, también se carecen de pruebas de diagnóstico y tratamientos específicos.

No obstante, existen varias teorías que intentan explicar por qué y cómo se produce este fenómeno intestinal. A continuación, veremos las posibles causas del Síndrome del Intestino Irritable (SII), que en realidad son factores desencadenantes que podrían propiciar su aparición.

Causas del Síndrome del Intestino Irritable

Alteraciones en la motilidad. La más común de las teorías sobre la causa del Síndrome del Intestino Irritable es la que postula que es generado a partir de contracciones intestinales anormales en el intestino grueso (en el colon, más específicamente) y en el intestino delgado.

Los intestinos están recubiertos de capas de músculos que se contraen y relajan a un ritmo coordinado para trasladar los alimentos o heces desde la salida del estómago, por el tracto intestinal hasta el recto. Cuando se padece de colon irritable este movimiento, llamado motilidad, se ve afectado.

Cuando las contracciones son más rápidas, largas y rápidas de lo que son en una persona sana, se trata de un caso de SII con diarrea, el cual también podrá estar acompañado de gases e inflamación. Mientras que si se presenta de forma más débil y lenta que en un individuo sano, es probable que ocurra estreñimiento, donde predomina el tránsito lento.

Tanto en los casos de diarrea como de estreñimiento, la mayoría de las ocasiones se producen las contracciones intestinales debido a factores externos que producen estímulos como el estrés, por ejemplo.

Los especialistas todavía no descartan que estas contracciones anómalas en realidad sean un síntoma más del SII y no la causa. A su vez, existen muchos pacientes con SII que no poseen anomalías en el movimiento de los intestinos.

Infecciones gastrointestinales. Es común que muchos pacientes de colon irritable hayan desarrollado una infección gastrointestinal grave. Las estadísticas indican que entre un 10% y 30% de las personas diagnosticadas con SII tienen un episodio de infección bacteriana gastrointestinal que se presentó con diarrea. Normalmente, este episodio grave, se puede establecer un poco antes del desarrollo de los primeros síntomas de SII. Se deben tomar en consideración si la infección afecta a jóvenes, que tengan problemas emocionales, etc. Sin embargo, todavía no está del todo claro cómo esta infección podría ser motivo del SII, es probable que modifique la microbiota de los intestinos.

Ansiedad y estrés. Muchas personas que sufren de colon irritable sufren al mismo tiempo episodios de ansiedad o estrés. Es un hecho que el estrés y la ansiedad afecten el funcionamiento intestinal. Las personas que sufren de colon irritable notan que los síntomas se intensifican frente a momentos en los cuales se sufre de ansiedad o estrés como tensión en el trabajo, conflictos familiares, semanas de exámenes, etc. Sin embargo, más allá de su incidencia, los especialistas se interrogan si estos dos fenómenos son parte de la causa del SII o aparecen como una consecuencia de él.

Alteraciones en la microbiota intestinal. Muchos lugares del cuerpo humano existen grandes microsistemas con cientos de microorganismos que cumplen funciones de gran utilidad para el organismo, por ejemplo, la boca, los genitales, el ano, los intestinos, etc. En ocasiones, la microbiota intestinal se altera y ocurre un sobrecrecimiento de bacterias que podrían estar en la génisis del SII. Es por ello que las terapias con antibióticos son efectivas en muchos pacientes.

estres en el intestino irritable

Historial de abuso sexual. Muchas personas que sufren de SII tienen historial de haber sufrido abuso sexual, abuso psíquico o violencia física.

Factores emocionales. Algunos estudios sugieren que hasta un 75% de las personas con colon irritable posee problemas emocionales que deberían ser resueltos para mejorar la calidad de vida. Estos factores no son la causa del SII, no obstante, podría contribuir a desmejorar el cuadro. Algunos de los problemas que poseen los enfermos de SII son depresión, ansiedad, somatización, hipocondría, historial de abusos, estrés, ansiedad, etc.

Alergias alimenticias. Muchas personas que poseen síntomas del síndrome del intestino irritable también poseen intolerancias o alergias alimenticias. Esta teoría sobre el origen de esta condición todavía se encuentra en estudio. Para detectar si una intolerancia alimenticia es la razón detrás del SII se pueden eliminar ciertos grupos de alimentos como los lácteos (latosa), los productos con gluten, carbohidratos fermentables, alimentos aislados que pueden generar flatulencias e inflamación como las coles, grasas, bebidas carbonatadas, etc. Este proceso debe realizarse bajo supervisión de un dietista-nutricionista puesto que podríamos caer en una desnutrición o simplemente, desmejorar nuestra condición de vida.

Incremento de la sensibilidad/Anomalías en el sistema nervioso. Otra corriente de investigación postula que el colon irritable es en realidad un incremento de la sensibilidad. Es decir, los nervios de los intestinos son mucho más sensibles en las personas con SII, por lo cual, condiciones normales de movimientos intestinales son percibidos como dolorosas. Esto explicaría porque se mejora la condición cuando se administran fármacos que disminuyen la percepción del dolor en el intestino.

Hormonas. Las mujeres son más propensas a sufrir de colon irritable que los hombres, en una relación de casi el doble, por lo cual, los especialistas sugieren que podría existir un componente hormonal involucrado. Gran número de mujeres observan que los síntomas del colon irritable se recrudecen durante los momentos de cambios hormonales como al tener el período menstrual.

Factores genéticos. Una regularidad encontrada en muchos pacientes con SII es que poseen algún familiar de primer grado con la misma patología, por lo cual, también se cree que hay un componente genético en la presencia del SII, aunque no se descarte que también se debe a factores socioculturales que se comparten en el seno familiar.

Otras posibles causas o factores que están involucrados son una posible alteración del sistema inmunitario a nivel gastrointestinal, la dieta occidental podría tener algún papel puesto que en occidente es más común el SII que en oriente; los niños que sufren de dolor abdominal regular tienen más probabilidades de sufrir de colon irritable en la vida adulta, etc.

Conclusión

Aunque las causas que originan el Síndrome del Intestino Irritable todavía no están aclaradas, los factores desencadenantes o de riesgo nos pueden dar una pista y para comenzar a indagar sobre la cura para esta condición.

No obstante, si no quieres emplear medicamentos, sino que lo tuyo es algo natural, te sugiero, entonces, que leas el libro “Adiós Intestino Irritable” de Jack Palmer donde se explica cómo acabar con el Síndrome del Intestino Irritable de forma totalmente natural. AQUÍ Más Información <<<

Si te sirvió de ayuda este artículo, no olvides compartirlo en las redes sociales. Dale en Me Gusta, Comparte en Facebook, en Google + o twittéalo.

Mucha suerte!

Otros artículos de interés
Fuentes de Información
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario