Deficiencia de vitamina D en el Síndrome del Intestino Irritable

El síndrome del colon irritable es un trastorno digestivo que afecta entre el 10% y el 20% de la población, lejos de lo que se cree, se trata de un trastorno bastante habitual. Las causas aún no son claras, pero se comprende que se trata de una condición que afecta la motilidad digestiva.

Estudios recientes notaron que muchos sujetos con síndrome de intestino irritable poseían niveles bajos de vitamina D. La razón puede deberse a que es difícil asimilar esta vitamina (por diversas causas) para personas con colon espasmódico.vitamina d y colon espástico

Estudios sobre la deficiencia de vitamina D en pacientes con SII

Un estudio realizado por Yasir Khayyat y Suzan Attar, ‘Vitamin D Deficiency in Patients with Irritable Bowel Syndrome: Does it Exist?’, publicado en marzo del 2015, se evaluó un grupo de 60 pacientes con SII detectando una deficiencia significativa de vitamina D en 49 de ellos, esto es el 82%.

En otro estudio realizado por Benjamin Udoka Nwosu , Louise Maranda y Ninfa Candela sobre el colon irritable en pediatría, ‘Vitamin D status in pediatric irritable bowel síndrome’, los resultados fueron más contundentes: sólo el 7% de los niños y adolescentes observados cumplía con los niveles de vitamina D necesarios.

Síndrome de colon irritable y vitamina D

Las personas con síndrome del intestino irritable (SII) poseen alteraciones intestinales y comúnmente, también intolerancias alimentarias. Esto posee un efecto directo en la absorción de ciertas vitaminas como la D.

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que se necesita principalmente para la obtención del calcio y el desarrollo de la estructura ósea.

La vitamina D es formada por la piel en el contacto con la luz solar. Seguramente habrás escuchado de las personas con deficiencia de vitamina D que viven en áreas del mundo con poca luz solar.

El resto de vitamina D que requiere el cuerpo proviene de otras fuentes de alimento o suplementos vitamínicos.

La vitamina D desempeña un rol en el balance del calcio corporal, también ayuda a a estabilizar el sistema inhibitorio y a regular la presión sanguínea.

La deficiencia continua y prolongada de vitamina D puede desembocar en la pérdida de componentes óseos y una osteoporosis.

Alteraciones en la digestión

En las personas con SII la movilidad intestinal se encuentra alterada. En estos casos, los alimentos ingeridos atraviesan el estómago y los intestinos mucho más rápido. De esta manera, podría existir una interferencia en la absorción de la Vitamina D, así como otros nutrientes.

La alimentación también interfiere en el tránsito intestinal, pudiendo incrementarlo o disminuirlo, causando espasmos de colon, diarrea, estreñimiento, calambres abdominales, etc.

Los trastornos digestivos pueden interferir en la absorción de vitamina D.

fibras para el colon irritable

La alimentación puede contribuir a mejorar el SII. Incorporar fibra a diario es una de las recomendaciones más eficaces.

La ingesta de alimentos con altos niveles de fibra soluble, fibra que se transforma en un componente gelatinoso en el tracto digestivo, puede ser una forma de aliviar la diarrea, retrasar la digestión y así mejorar la absorción de nutrientes.

Frutas, guisantes, avena, frijoles son algunos alimentos ricos en fibra soluble. Un médico podría recetar un suplemento de fibra soluble para reducir el SII-D. Aumentar La Fibra En La Dieta Para El Colon Irritable

Intolerancia a los alimentos lácteos

La vitamina D no se encuentra en estado natural en muchos alimentos. La mayoría de la vitamina D que incorporarnos a nuestro cuerpo proviene de la leche, yogur y lácteos fortificados. Estos mismos productos lácteos podrían desencadenar los síntomas del SII debido a la presencia de grasas y ciertas proteínas. En una situación como esta la ingesta de suplementos de probióticos o ingerir alimentos con probióticos pero no lácteos (yogur de soya, zumos de probióticos, etc.) podría ser una solución.

Los productos probióticos no lácteos pueden ayudar a la digestión y al mismo tiempo absorber los nutrientes necesarios para restaurar la flora bacteriana habitual del intestino.

Nuestro médico podría recetar un suplemento de vitamina D y suplementos de calcio para controlar la pérdida ósea.

Dieta Para El Colon Irritable + Menú

Intolerancia a los alimentos grasos

Otro punto a tener en cuenta es la intolerancia a los alimentos grasos. Los pacientes con SII normalmente poseen un reflejo gastrocólico hiperactivo que estimula la motilidad muscular del intestino la primera vez que se ingieren alimentos con el estómago vacío.

Ciertos alimentos como las yemas de huevos y los pescados grasos (salmón, caballa, sardinas, etc.) son ricos en vitamina D, pero al mismo tiempo, también son altos en contenido graso, por lo cual, podrían ser un desencadenante para causar espasmos intestinales en las personas que padecen de colon irritable, según se apunta en el portal de University of Maryland Medical Center (UMMC).

Si necesitas acabar con el colon irritable, pero quieres que sea de forma natural, entonces deberías leer sobre el sistema holístico “Adiós Intestino Irritable” de Jack Palmer. Se trata de un sistema muy fácil de seguir, pero con mucha eficacia. Actualmente es uno de los tratamientos más recomendados para el SII. Aquí más información <<<

Si te sirvió de ayuda este artículo, no olvides compartirlo en las redes sociales. Dale en Me Gusta, Comparte en Facebook, en Google + o twittéalo.

Mucha suerte!

Otros artículos de interés
Fuentes
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario