Síntomas Del Colon Irritable

El colon irritable o Síndrome del Intestino Irritable (SII) es una problemática muy común en la actualidad, llegando a padecerlo del 20% al 30% de la población mundial. Por lo tanto, si eres una persona que sufre a menudo de dolores abdominales, diarrea o estreñimiento, posiblemente te encuentres en ese 20 a 30% que padece colon irritable.

cóm saber si tengo colon irritable

El dolor abdominal y la alteración en el tránsito intestinal son los síntomas del Síndrome del Intestino Irritable más comunes.

Para determinar si posees este síndrome, existen variadas pruebas o exámenes como análisis de heces, análisis sanguíneos, biopsias, etc. Los síntomas y signos también pueden ayudarnos a determinar si poseemos SII.

El colon irritable no es una enfermedad, sino que se trata de un conjunto de alteraciones gastrointestinales que interfieren en el funcionamiento del sistema digestivo, más específicamente, el colon.

No existe un consenso sobre lo que causa el dolor abdominal, las variaciones del tránsito intestinal y los otros síntomas del intestino irritable. Existen pocos estudios que sean concluyentes sobre este tema. Algunas teorías sostienen que existe una desregulación de la flora intestinal; otras que las emociones tienen mucho que ver con este síndrome, algunos estudios determinaron que existe una conexión genética, etc.

Por lo tanto, tampoco existe una cura para este síndrome. No es una enfermedad, por lo tanto, no puede curarse.

Sí se hace hincapié cada vez más en luchar contra las emociones perjudiciales tales como la depresión, el estrés, angustia, etc. Mejorar los hábitos alimenticios también es una forma de lograr reducir los síntomas del colon irritable.

Síntomas Del Colon Irritable

Los síntomas más característicos del síndrome del colon irritable son los dolores abdominales y las variaciones en el tránsito intestinal, las cuales alternan entre diarrea, estreñimiento o una combinación de ambas.

Sin embargo, no siempre se presenta esta condición con signos. En ocasiones, el SII se presenta de forma asintomática, es decir, que carece de síntomas. O bien estos se presentan unas veces y luego desaparecen.

A su vez, no todos los pacientes presentarán los mismos síntomas. Por ejemplo, algunas personas solo padecen de diarreas, mientras que otras solo de estreñimiento. También hay personas que alternan entre una y otra forma de las heces.

Para poder descubrir si posees esta condición, veamos cuáles son sus síntomas.

Lo primero que debemos mencionar es que se trata de una condición crónica, por lo tanto, debe existir un problema que se mantenga en el tiempo. Para diagnosticar un episodio de síndrome de intestino irritable se debe padecer al menos 3 veces por mes durante 3 días en los últimos 6 meses de episodios continuos o frecuentes de dolor abdominal que se calma con la evacuación, con la frecuencia y consistencia de las evacuaciones.

  • Dolor abdominal
    • Puede ser continuo o intermitente;
    • También puede ser fijo o puede desplazarse;
    • Suele aliviarse con la defecación o eliminación de los gases;
    • No debería presentarse dolor nocturno. Esto podría indicar otra patología.
  • El trastorno digestivo puede presentarse tanto como
    • Diarrea,
    • Estreñimiento o,
    • Una combinación de ambas;
    • Alternancia por períodos de tiempo.
  • Peculiaridades de las deposiciones:
    • Diarrea por más de 2 semanas;
    • Materia fecal con moco;
    • Si existe diarrea las heces serán acuosas, dispersas;
    • Si existe estreñimiento las heces serán sólidas y se deberá hacer fuerza para expulsarlas.
    • Deposiciones con dolor, el cual se alivia posteriormente a la defecación o la eliminación de gases;
    • Sensación de una defecación incompleta;
    • Sensación de tener que defecar una y otra vez;
    • Incapacidad de retener las heces;
    • Urgencia en la necesidad de defecar.
como es el intestino irritable

el colon irritable puede generar angustia, pero rara vez afecta la salud o compromete el intestino grueso.

  • Otros síntomas
    • Ardor estomacal;
    • Dolor en el pecho;
    • Hinchazón del abdomen;
    • Proceso digestivo lento;
    • Distensión;
    • Borborigmos (sonido de los gases dentro de los intestinos, ‘sonar las tripas’);
    • Flatulencias abundantes;
    • Molestias anales.
  • También se pueden hacer otras lecturas generales sobre el paciente en los cuales pueden aparecer síntomas o pueden dar señales de alarma.
    • Heces con sangre;
    • Pérdida de peso involuntario;
  • Antecedentes Familiares de:
    • Síndrome del Intestino Irritable. Existen estudios que afirman que el SII tiene una condición que se puede transmitir por medio de los genes;
    • Enfermedad Intestinal Inflamatoria;
    • Enfermedad celíaca;
    • Neoplasia colorrectal.
  • Hábitos alimenticios y estilo de vida:
    • Irregularidad en la rutina de las comidas;
    • Consumo de fibras en exceso;
    • No se consumen líquidos;
    • Higienizar los alimentos excesivamente;
  • Consumo de determinados alimentos:
    • Lácteos,
    • Alcohol,
    • Productos dietéticos,
    • Medicamentos.
  • Problemas con el ciclo menstrual,
  • Fiebre,
  • Enfermedades como gastroenteritis, gastritis.

 

Como habrás notado, muchos de los síntomas que caracterizan al síndrome del intestino irritable también caracterizan a otras enfermedades vinculadas con el sistema digestivo. Es por ello que se debe tener especial cuidado a la hora de diagnosticar este síndrome.

Por ejemplo, heces con sangre, aparición de diarrea incontenible por la noche, pérdida de peso, surgimiento de este síndrome luego de los 60 años, altas temperaturas. Si estos episodios ocurren, sería prudente consultar con un médico para comenzar a realizar chequeos y comprobar de qué enfermedad se trata.

Conclusión:

La gran variedad de síntomas que se describen para el síndrome del colon irritable se relaciona con la imposibilidad de determinar la causa de esta condición. Síntomas apuestos como la diarrea  el estreñimiento conviven y forman parte del mismo problema.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario